Los colores en el punto de mira: Rojo Bermellón

Los colores en el punto de mira: Rojo Bermellón
6th November 2020

En este mes de noviembre te traemos el nuevo color del mes: El Rojo Bermellón, un color con mucha fuerza que ha ejercido una gran atracción en diferentes culturas a lo largo del tiempo por su  capacidad para transmitir triunfo y poder. Sin embargo, la intensa y vibrante tonalidad de este color era tan llamativa como peligrosa… Sigue leyendo el artículo para conocer su apasionante historia.

El rojo bermellón se ha utilizado ampliamente a lo largo de miles de años en la historia del arte, desde las decoraciones y pinturas antiguas de China y murales de Roma hasta los manuscritos de la Edad Media y en las obras de los grandes artistas del Renacimiento.

UN COLOR HERMOSO PERO PELIGROSO

El bermellón natural es un pigmento rojo anaranjado opaco y originalmente se deriva del mineral cinabrio en polvo, que contiene mercurio, lo que lo hace tóxico. De hecho, en la antigüedad, muchos de los mineros que extraían el mineral pagaban un alto precio y perdían la vida. La palabra bermellón se deriva del vermeil francés, que significa cualquier tinte rojo, que a su vez proviene del latín vermiculum, un tinte rojo elaborado a partir del insecto Kermes vermilio.

LA ANTIGUA CHINA, LA PRIMERA CULTURA QUE APOSTÓ POR ESTE COLOR.

A China se le atribuye la primera síntesis de bermellón a partir de mercurio y azufre. La descripción más antigua conocida de este proceso data del siglo VIII. El rojo de China, como se le conoció, era una parte cotidiana su vida diaria, desde las lacas rojas palaciegas hasta las pastas de impresión para sellos de nombres personales sin olvidar la tinta caligráfica roja reservada para los emperadores.

El color de la victoria

El bermellón fue igualmente venerado por los romanos que pintaron con él los rostros de sus generales triunfantes para asemejarse al rostro, también pintado de bermellón, del Dios Júpiter representado en el Templo de la Colina Capitolina. Debido a que el cinabrio puro era tan escaso, el bermellón se volvió inmensamente caro y el gobierno romano tuvo que fijar el precio en 70 sestercios la libra, diez veces el precio del ocre rojo.

COMPRADOR: ¡TENGA CUIDADO!

La historia de este color tan caro y solicitado continuó hasta el siglo XII, cuando se utilizó el bermellón producido sintéticamente en toda Europa. Aun así seguía siendo muy costoso, su precio era similar al del prestigioso color dorado, por lo que se usaba de manera limitada, principalmente para iluminar manuscritos. De hecho, el bermellón todavía aparece como color para iluminar y por eso estaba presente en los kits de iluminación desde principios hasta mediados del siglo XIX.

Sin embargo, durante el siglo XIV se generalizó la técnica de síntesis del bermellón. Debido a la repetibilidad y el control sobre el proceso, el bermellón sintético se consideró desde el principio como superior al pigmento bermellón derivado del cinabrio natural. El artista florentino Cennino Cennini, en su libro Il libro dell’Arte, tenía algunos consejos prácticos para los clientes amantes del bermellón:

“Compre siempre bermellón intacto, no machacado ni molido. ¿La razón? Porque generalmente está adulterado, ya sea con mina roja o con ladrillo machacado ”.

LOS HOLANDESES TOMAN EL CONTROL

A partir del siglo XVII se utilizó el método holandés de fabricación de bermellón. El mercurio y el azufre fundido se trituraron, dando como resultado sulfuro de mercurio negro que luego se calentó en una retorta, emitiendo vapor. Cuando el vapor se condensó, produjo una forma cristalina de color rojo brillante del sulfuro de mercurio, que luego se raspó y se trató con una solución alcalina fuerte para eliminar el azufre. El pigmento final se produjo después de lavar y triturar la sustancia bajo el agua.

Los holandeses tomaron como referencia las técnicas adoptadas en la antigua China. Los nombres cinabrio y bermellón se usaron libremente para describir el pigmento natural o sintetizado hasta el siglo XVII, momento en el que el bermellón se convirtió en el nombre más común. A finales del siglo XVIII, el nombre de cinabrio se aplicaba generalmente sólo al mineral natural no molido.

PURO Y NO TAN PURO

A mediados del siglo XIX, el bermellón chino se consideraba la forma más pura, especialmente en comparación con la variedad europea de la época. Debido al alto costo del cinabrio, el bermellón europeo se cortaba a menudo con materiales más baratos como polvo de ladrillo, oropimente, óxido de hierro, rojo persa, yodo escarlata y rojo plomo. Esta degradación del cinabrio a menudo haría que el pigmento final fuera inestable en los colores de los artistas.

VIENTOS DE CAMBIO

El interés del mundo del arte por el bermellón disminuyó durante el siglo XX debido a su coste y toxicidad, y el rojo de cadmio se convirtió en un reemplazo popular que tenía un color y una opacidad comparables.

Hoy en día, el bermellón todavía es sintetizado, haciendo reaccionar el mercurio con azufre fundido.

A nivel cultural, es un color muy vivo lleno de connotaciones y significado.

En India, las mujeres hindúes usan bermellón conocido como sindoor a lo largo de la línea de separación del cabello para indicar que están casadas. Los hombres hindúes a menudo usan el bermellón en la frente durante las ceremonias religiosas. El bermellón también tiene importancia en la cultura taoísta, donde se lo considera el color de la vida y la eternidad.

Si te ha gustado este articulo no dejes de leer:

Los colores en el punto de mira: Azul Cerúleo

Los colores en el punto de mira: el verde Esmeralda

Los colores en el punto de mira: Pardo van Dyck

CONCURSO MENINAS LIQUITEX 65, GANA 650€ Y LLEVA TU PROPUESTA A LA REALIDAD

regístrate web.jpg

Síguenos en Instagram

Marcas colaboradoras