Exposición de la artista Georgia O’Keeffe en el Museo Thyssen de Madrid

Exposición de la artista Georgia O’Keeffe en el Museo Thyssen de Madrid
7th May 2021

En este artículo os contamos todo lo que necesitáis saber sobre la nueva exposición temporal de la artista Georgia O´Keeffe (1887-1986), reconocida como la “Madre del modernismo americano”, en el Museo Nacional Thyssen de Madrid, se puede visitar desde el 20 de Abril hasta el 8 de Agosto del 2021. A través de la amplia selección de obras expuestas podrás sumergirte en el universo creado por la artista en el que destacan principalmente las pinturas de flores, los rascacielos de Nueva York y los paisajes de Nuevo México.

BIOGRAFÍA

Georgia O´Keeffe nació en Wisconsin en 1887, era la segunda de siete hermanos y antes de graduarse en el instituto ya tenia claro que quería abrirse camino como artista. Estudió en el Instituto de Arte de Chicago y en la Liga de Estudiantes de Arte de Nueva York, donde aprendió las técnicas de la pintura tradicional. Pero el rumbo de su práctica artística cambió radicalmente poco después gracias al estudio de las ideas revolucionarias de Arthur Wesley Dow que le ofrecieron una alternativa a las formas establecidas de pensar en el arte.

En base a estas nuevas ideas O´Keeffe experimentó con la abstracción a través de una serie de dibujos abstractos a carboncillo, desarrollando un lenguaje personal para expresar mejor sus sentimientos e ideas. Estos dibujos abstractos llegaron a manos de Alfred Stieglitz, galerista y fotógrafo de renombre, que acabaría convirtiéndose en su marido, siendo el primero en exponer su obra en la Gallery 291 de Nueva York, en 1916. Algunos de estos trabajos iniciales pueden disfrutarse en la exposición temporal del museo.

Georgia O´keeffe fotografiada en su estudio

A mediados de la década de 1920, O’Keeffe ya era reconocida como una de las artistas más importantes y exitosas de Estados Unidos por su contribución al arte moderno.

OBRA

Como ya se ha mencionado, la artista consiguió ser reconocida gracias, entre otras obras, a su representación de las flores, las cuales pinto en numerosas ocasiones. En ellas se presenta una creación de formas abstractas mezcladas con naturalismo y potenciadas a través del color con el que consigue un efecto casi hipnótico.

Estas representaciones no estuvieron exentas de polémica ya que fueron vistas desde un enfoque feminista en el que las flores se interpretaban como una reivindicación de la genitalidad y sexualidad femeninas. A pesar de que la propia artista desmintió que existiese tal relación, han hecho que décadas después se convierta en un referente artístico para este movimiento social.

G. O’KEEFFE – Línea gris con negro, azul y amarillo (1923)

Gracias a las temporadas que pasaba en Nueva York, la artista equilibró la representación de la naturaleza con la pintura de los rascacielos neoyorquinos – símbolo indiscutible de la modernidad americana- acercándole más a la gran ciudad y mostrando un claro contraste con sus otros trabajos.

G. O’KEEFFE – Nueva York con luna (1925)

En 1929, Georgia O’Keeffe realizó el primero de sus muchos viajes a Nuevo México, territorio del suroeste de los Estados Unidos al que años después se mudaría y convertiría en su residencia tras la muerte de su marido. La artista quedo completamente cautivada por este enclave gracias al paisaje desolado, el arte indígena y la arquitectura que lo caracteriza, los cuales dieron lugar a una nueva dirección artística a sus obras, experimentando con nuevos colores, formas y estrategias compositivas ofreciendo una visión más amplia de la escena americana, más allá de la ciudad de Nueva York.

G. O’KEEFFE – Paisaje de Black Mesa, Nuevo Mexico’ (1930)

Además de retratar los espectaculares paisajes de Nuevo México, la inspiración de O´Keeffe también procedía de los los huesos de animales que ella misma encontraba en el desierto y del cielo que la rodeaban. Consideraba que estos elementos representaban tanto la belleza intemporal del paisaje como la fuerza imperecedera del espíritu americano.

G. O’KEEFFE – Cabeza de carnero, malva real blanca (1935)

EL TALLER 

Por último, llegando al final de la visita el museo dedica un espacio al taller de la artista en el que  inspirada por sus viajes y paseos desarrollaba su trabajo pictórico, el cual demuestra una ejecución muy cuidada tanto en formas y colores como en dimensiones, y una cualificada técnica. 

Dentro de los productos que O´Keeffe utilizó a lo largo de su amplia trayectoria destaca un núcleo principal de colores, el rojo de alizarina, el blanco de plomo, el blanco de zinc, el verde de cromo, el azul cerúleo, el azul cobalto, el amarillo de cadmio, el rojo de plomo, los rojos de óxido de hierro y los ocres o tierras.

En esta recreación podemos encontrar entre otros instrumentos, tubos de pintura y cajas de cartón de la marca británica Winsor & Newton de la década de 1930 y 1940, además de una muestra de colores al óleo para artistas de esa misma época.

 

 

Compra tus entradas para visitar la exposición en el Museo Thyssen aquí

Horario:

20 de abril al 28 de mayo: de martes a viernes y domingos: de 10:00 a 19:00 – Sábados: de 10:00 a 21.00

29 de mayo al 8 de agosto: de martes a sábado: de 10:00 a 21:00 – Domingos: de 10:00 a 19:00

 

Quizá te interese leer también…

Entrevista del mes: Conoce al artista Antonio Barahona

“Paleta Vintage, Grandes Maestros” – Nuevos Colores de Óleo Winton

Entrevista del mes: Conoce al artista Diego Benéitez

Recibe más información de la marca, sus productos y guías y tutoriales (contenido en inglés) aquí

Suscríbete para ser el primero en enterarte de nuestras noticias, concursos, sorteos, talleres, y novedades haciendo clic aquí.

Síguenos en Instagram

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Marcas colaboradoras