Pintura y fotografía: Fusión de dos artes bajo una única mirada.

Pintura y fotografía: Fusión de dos artes bajo una única mirada.
6th October 2020

Como parte del programa de conferencias y talleres gratuitos en universidades, de The Fine Art Collective, uno de nuestros artistas nos habla sobre un taller llevando a cabo llamado “Marcando la impresión”. La idea era permitir que los estudiantes de fotografía experimentaran con posibilidades de dibujar, pintar y alterar sus impresiones fotográficas y experimentar con diferentes medios en diferentes sustratos, probando la absorción, la mezcla de colores y los efectos de diferentes niveles de transparencia. Como parte del taller, también examinamos a una variedad de profesionales, desde John Baldessari hasta Sarah Anne Johnson, una selección de artistas de un grupo enorme que ha experimentado con este modo de trabajo.

Para los fotógrafos, gran parte de sus esfuerzos están dirigidos a no marcar sus impresiones, las marcas de los dedos y las torceduras son el enemigo de la imagen fotográfica prístina. Salpicar una tonelada de pintura acrílica sobre él requiere renunciar al estado de la fotografía como una imagen completa. La idea de adición y alteración debe convertirse en parte integral del trabajo. Entre lo sutil y casi invisible y lo obliterante, la intervención reinterpretativa se encuentra de alguna manera en toda la historia del arte moderno, planteando cuestiones sobre la autoría, el gesto del artista y el potencial político de reinterpretar la producción cultural existente.

Fotografia de 1939 en la que el Príncipe Jorge es eliminado de la foto

Fotografía de 1939 en la que el Príncipe Jorge es eliminado de la foto(1)

La pintura sobre impresiones con tintas especializadas fue realizada tradicionalmente por retocadores altamente capacitados, uno de los cuales, Kevin O’Neill, todavía practica su arte en Londres. La mayoría de las impresiones que surgieron de un proceso de cuarto oscuro requirieron cierto grado de manchas para enmascarar pelos, polvo e imperfecciones. Sin embargo, existían técnicas más invasivas, como rascar las mejillas picadas y los detalles no deseados y reemplazarlos con tintas sutilmente mezcladas. Muchas fotos históricas tenían figuras enteras removidas para pintar eventos históricos como el Príncipe George de pie junto a la reina madre en 1939 (1). Con la llegada de Photoshop, esto se ha vuelto casi obsoleto. La intervención de la herramientas de retoques en fotografía es ahora verdaderamente invisible, a veces indetectable. La creación de una intervención visible es, por tanto, un gesto consciente, discordante y perturbador de la integridad del espacio fotográfico.

Helen Almeida, Inhabited Painting 1975 Acrílico sobre foto

Helen Almeida, Inhabited Painting 1975 Acrílico sobre foto (2)

Los artistas conceptuales a menudo sentían que el mundo ya estaba demasiado saturado de imágenes y que era innecesario, incluso incorrecto, crear imágenes nuevas. Esto hizo que el uso del collage y el sobrepintado fuera un modo de trabajo popular, ya que los artistas pensaban que evitaban la responsabilidad de un acto de creatividad “desenfrenada“. Podría decirse que muchas imágenes fantásticas se crearon en este proceso de reinterpretación del mundo, entre ellas las obras de Gabriel Orozco, quien combinó formas abstractas pintadas con imágenes de periódicos para crear un sutil sentido de juego entre lo formal y lo representativo y John Baldessari, cuya obra examina la dimensionalidad del plano de la imagen, el encuadre y el espacio más allá de la imagen para cuestionar la naturaleza de la representación. (Baldessari se hizo famoso después de quemar todas sus pinturas realizadas hasta 1966, prometiendo no hacer ningún arte más aburrido).

John Baldessari, Hitchhiker (splattered Blue) 1999

John Baldessari, Hitchhiker (splattered Blue) 1999

Examinando el gesto creativo directamente en su obra, la artista portuguesa Helen Almeida tematiza los conflictos de reinterpretar la historia de la modernidad desde una perspectiva feminista. La tensión entre la marca pictórica y la foto se convierte en el tema de obras como La pintura habitada de 1975 (2).

Por más austero o riguroso que sea el enfoque del artista sobre el uso de la imagen fotográfica, a menudo ocurre algo impredecible y convincente en la interacción entre pintura y fotografía. Es una relación que permite que muchos niveles diferentes de imagen coexista en una unión incómoda que crea un espacio para la ilusión visual, la crítica cultural y la intervención política.

Si te ha gustado este artículo en breve podrás leer la segunda parte donde profundizaremos en el arte del retoque fotográfico dentro del mundo pictórico.

Puedes leer más artículos aqui:

Serigrafía: El arte de saber copiar

¡Vuelve Inktober! Participa en el festival y gana un lote de productos de Winsor& Newton y Liquitex

regístrate web.jpg

Síguenos en Instagram

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Marcas colaboradoras